Cinegética Albor
Cinegética Albor

Humor cinegético

A un cazador le persigue un león, de repente, cuando el cazador no puede correr más, se arrodilla y dice:
- Señor, te pido que le dés a este león pensamientos cristianos.
Y dice el león:
- Bendice Señor estos alimentos que vamos a tomaaaaaar.

Dos cazadores se encuentran en un bosque cuando uno de ellos cae al suelo. El hombre parece haberse quedado sin aliento y tiene los ojos vidriosos. Su compañero agarra el teléfono, llama al número de emergencias y dice jadeando: ¡Mi amigo está muerto! ¿Qué puedo hacer?'. La operadora le dice: Tranquilícese, puedo ayudarlo. Primero asegurémonos de que efectivamente está muerto. Se crea un silencio y a continuación se escucha un disparo. Al volver al teléfono, el amigo dice: De acuerdo, y ahora ¿qué?

Antes que nada: un "chukcha" es el equivalente siberiano de un esquimal. 
Un ruso inexperto en la caza sale a cazar con un chukcha.
Van buscando un oso.
De repente sale uno muy muy grande y vá hacia ellos.
El chukcha se pone a correr y el ruso le sigue corriendo a toda leche.
Al  minuto de carrera el ruso piensa:"¡Alto! Llevamos los fusiles cargados. ¿Por que coño huimos?
Da la vuelta y... bang, bang...- mata al oso.
El chukcha se da la vuelta y dice: "¡Idiota! ¿Y quién  lo lleva ahora al campamento?"

Era una vez 3 cazadores, de los cuales 2 siempre cazaban un montón pero el tercero nunca lograba cazar nada. Un día se van de caza los 3 y al llegar al monte se separan. El que nunca cazaba nada al ver que iba a pasarle como siempre se decide a ir a un restaurante próximo y al llegar le dice al camarero:
-¿tiene algo de caza por ahí?
Y el camarero le dice:
-¿pero porque usted, cazador, viene a comprar caza?
A lo que el cazador le cuenta que nunca caza nada y que no quiere volver a quedar mal con sus compañeros, entonces el camarero sintió algo de pena y le dice:
-Tenemos dos liebres, pero hay un problema, ya están peladas y listas para cocinar.
Y le dice el cazador:
-Eso da igual, me las llevo.
Entonces coge el hombre las liebres ya peladas, se las ata al cinto como si las acabase de cazar y se va a reunir con los otros cazadores. Llega junto ellos y le dicen:
-Pero hombre, ¿de dónde vienes con esas 2 liebres ya peladas?
A lo que les contesta:
-Es que iba yo por el monte, las encontré haciendo el amor y no les dio tiempo a vestirse!!!

¿Conoces chistes sobre cazadores ó pescadores?                                                           ¿Tienes alguna historia simpática que contar?

Esta es tu oportunidad.

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

Cuéntanos tu chiste o historia simpática

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

Cinegética Albor en redes sociales

Contacto:

 Gabriel 

Rodríguez García

 

c/ Sauce nº 9

45005 Toledo

 

Teléfono

609 52 47 43

 

gabriel.rodriguez@perdicesalbor.com